HM Medical Clinic

Take Clomid is contraindicated in the presence of cysts in the ovaries, liver and kidney failure, the presence of pituitary tumors or genital organs clomid price The information is provided for informational purposes only and is not a guide for self .

Cialis ne doit pas être prise à tous. Il est important que cialis en ligne est prescrit par un médecin, bien se familiariser avec les antécédents médicaux du patient. Ich habe Probleme mit schnellen Montage. Lesen Sie Testberichte Nahm wie cialis rezeptfrei 30 Minuten vor dem Sex, ohne Erfolg. Beginn der Arbeiten nach 4 Stunden, links ein Freund ein trauriges Ja, und Schwanz in sich selbst nicht ausstehen, wenn es keinen Wunsch ist.

Untitled

Diagnóstico y tratamiento de la
Luis Miguel Rodríguez Fernández1
Salvador Gracia Manzano2
1Unidad de Nefrología Pediátrica Servicio de Pediatría. Hospital de León 2Nefrología Pediátrica. Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca. Murcia deben producirse a una edad socialmente (¿A qué llamamos enuresis nocturna y qué inaceptable. Se consideran los 5 años como edad inapropiada, ya que en nuestra socie-dad se espera que para entonces ya se haya Recomendaciones del Comité de "estanda-
alcanzado completamente el control vesical rización" de la Sociedad Internacional de
nocturno2; aunque sería posible admitir la la Continencia en Niños (ICCS)1:
edad de 6 años en los varones porque suelenalcanzar más tarde el control nocturno del Enuresis: Incontinencia urinaria intermi- esfínter vesical4. tente que se produce durante el sueño. Estetérmino debe seguir utilizándose cuando Frecuencia necesaria para el diagnóstico:
existe además incontinencia urinaria diurnay/o están presentes otros síntomas del tracto No existe consenso en la literatura sobre la urinario inferior. "Enuresis nocturna" es un frecuencia de noches con escapes de orina sinónimo que puede usarse para aumentar la necesaria para decir que un niño presenta claridad de la definición.
enuresis (dos noches/semana, una no-che/semana, dos noches/mes y como más Enuresis monosintomática: Enuresis en un aceptada, al menos 4 noches por mes). Pare- niño que no tiene ningún otro síntoma de vías ce sensato individualizar cada caso a la re- urinarias bajas.
percusión que los episodios tengan sobre el Enuresis no monosintomática: Enuresis en niño y su familia. Una noche mojada al mes un niño con otros síntomas de vías urinarias ba- parece inaceptable para niños mayores y jas (Incontinencia diurna, Urgencia miccio- adolescentes2,4. nal, Polaquiuria).
Enuresis primaria: Enuresis en un niño que nunca ha permanecido previamente seco por la (¿Con qué frecuencia se presenta? ¿Qué noche durante un periodo de, al menos, seis evolución podemos esperar?) Enuresis secundaria: Enuresis en un niño que ha permanecido previamente seco por la noche La prevalencia de la enuresis guarda una re- durante un periodo de, al menos, seis meses.
lación muy directa con los criterios diagnós-ticos utilizados, pero podemos decir que este Edad necesaria para el diagnóstico:
trastorno afecta en nuestro medio al 10- Para que pueda establecerse el diagnóstico 13% de los niños de 6 años y al 6-8% de los de enuresis, los escapes nocturnos de orina de 10 años3,5. La enuresis será primaria en el Protocolos Diagnóstico Terapeúticos de la AEP: Nefrología Pediátrica 80% de los niños y monosintomática en el – Existencia de polidipsia y/o polifagia 90% de los casos6,7. En España se estima que – Volumen de orina emitida en las mic- existen más de 500.000 sujetos con enuresis ciones (poliuria o micciones escasas) nocturna y que un pediatra deberá atender amás de 50 enuréticos en cada cupo de 1.000 – Características del "chorro" miccional niños de entre 5 y 14 años2.
– Capacidad de retención y presencia de La enuresis nocturna tiene una prevalencia incontinencia urinaria diurna 1,5 a 2 veces mayor en los varones que en las – Existencia de disuria, polaquiuria o ur- mujeres y sucede así en todas las edades has- ta la pubertad, aunque esta desigualdadtiende a disminuir a partir de los 8-10 años5.
– Hematuria o clínica litiásica previa También parece, aunque algunos estudios – Presencia de estreñimiento y/o enco- son discrepantes, que este trastorno es algo más frecuente entre orientales e individuosde raza negra5.
– Historia de cefalea, convulsiones o au- b) Información sobre las características de la Cuando se realizaron seguimientos a largo plazo de sujetos enuréticos, se observó una – Primaria o secundaria tasa de remisión espontánea de un 15%anual; pero a la vez que disminuye la preva- – Constante o en episodios irregulares lencia, aumentan la frecuencia y la severi- – Frecuencia de noches con episodios de dad de los episodios enuréticos. Este proble- ma puede persistir en la edad adulta hasta enel 2% de los casos5.
– Número de episodios cada noche – Hora a la que se producen los episo- – Respuesta cuando los padres levantan Anamnesis: (¿Qué datos de la historia clínica
al niño a orinar durante la noche son necesarios para descartar patología orgáni- – Facilidad para despertar con los episo- ca y cuáles son útiles para tomar decisiones res- dios enuréticos y otros estímulos pecto al tratamiento?) c) Información sobre la presencia de facto- La valoración del niño enurético debe co- res favorecedores: menzar con una anamnesis cuidadosa por-que la propia encuesta puede ser la primera – Antecedentes familiares de enuresis medida terapéutica. A continuación, pre- – Características de la familia sentamos en varios apartados la informa-ción que es preciso obtener de los niños que – Conflictos familiares presentan este trastorno8: – Nacimiento de un hermano o falleci- a) Información sobre la presencia de patolo- miento de un familiar Asociación Española de Pediatría. Prohibida la reproducción de los contenidos sin la autorización correspondiente.
Protocolos actualizados al año 2008. Consulte condiciones de uso y posibles nuevas actualizaciones en www.aeped.es/protocolos/ Diagnóstico y tratamiento de la enuresis nocturna – Cambio de domicilio o de colegio la hora de establecer las opciones de trata-miento2.
– Hospitalización Examen físico: (¿Existen alteraciones en el
– Influencia del frío, vacaciones escola- examen físico que nos pueden orientar sobre la res u otras circunstancias externas presencia de patología orgánica como causa dela enuresis?) d) Información sobre la actitud de los padresante la enuresis: Una exploración física meticulosa aporta in-formación sobre distintas patologías orgáni- – Tentativas terapéuticas previas y resul- cas que pueden cursar con el síntoma "enure- sis". Debe prestarse especial atención a8: – Especialista que ha valorado previa- mente al niño y estudios realizados – Peso y talla. Un retraso en la talla acompaña con frecuencia a la insufi- – Utilización de premios o castigos ciencia renal crónica y a otros trastor-nos nefrourológicos que cursan con Por su utilidad para valorar la historia clíni- ca, en la tabla I se describen las característi-cas de las micciones normales para cada – Presión sanguínea. Numerosas nefropa- edad, en cuanto a su volumen y frecuencia8.
tías y uropatías se acompañan de hi- La confección de un diario miccional du- rante tres días informa sobre el volumen yfrecuencia de las micciones y permite calcu- – Genitales y región lumbosacra. Altera- lar el Volumen Miccional Máximo Diurno ciones en esas regiones pueden acom- (VMMD) que puede ser de mucha utilidad a pañarse de malformaciones urológicas.
Tabla I. Características (volumen y frecuencia) de las micciones normales
– Capacidad vesical máxima (CVM) (ml):
30 + (30 x edad en años) – Fórmula de Koff: Volumen Miccional Máximo Diurno teórico (VMMD) (ml):
(edad en años + 2) x 30 Recién nacido: 30-60 ml Adolescente: 250-500 ml FRECUENCIA DE LAS MICCIONES: Recién nacido: 12-16/día Adolescente: 4-5/día Asociación Española de Pediatría. Prohibida la reproducción de los contenidos sin la autorización correspondiente.
Protocolos actualizados al año 2008. Consulte condiciones de uso y posibles nuevas actualizaciones en www.aeped.es/protocolos/ Protocolos Diagnóstico Terapeúticos de la AEP: Nefrología Pediátrica – Abdomen. Un globo vesical puede indicar Tabla II. Patologías que pueden cursar con
obstrucción. La palpación de fecalomas puede indicar la presencia de estreñi- miento y/o encopresis.
— Infección urinaria – Fosas renales. Pueden ser dolorosas en las pielonefritis y en las hidronefrosis a — Malformaciones nefrourológicas — Insuficiencia renal – Sistema nervioso. Problemas en la mar- — Hipercalciuria cha, alteraciones de los reflejos osteo- — Diabetes insípida central y nefrogénica tendinosos, de la fuerza o del tonomuscular de los miembros inferiores, — Diabetes mellitus del tono del esfinter anal o de la sensi- — Afecciones del sistema nervioso central bilidad perineal pueden presentarse encasos de patología neurológica que — Problemas neurológicos lumbo-sacros causa enuresis.
Exámenes complementarios: (¿Es necesario
practicar algún estudio complementario en losniños enuréticos?) na en ayunas, pero pueden añadirse al estu- Aunque son varios los trastornos orgánicos dio por su inocuidad5. (Tabla II) que pueden dar lugar a enuresis, El estudio urodinámico en niños sin clínica no debemos olvidar que nos encontramos diurna no estaría indicado inicialmente5.
ante una situación eminentemente benigna, Sin embargo, puede ser útil su realización en siendo muy infrecuente la enuresis de causa algunos niños mayores con enuresis noctur- na no monosintomática o si fracasa el trata- La gran mayoría de los niños enuréticos es- miento con desmopresina y alarmas de enu- tán sanos y cuando nos enfrentamos a una resis, e, incluso antes, cuando exista una enuresis monosintomática de carácter pri- sólida sospecha clínica de vejiga inestable.
mario (EMP) no sería necesaria la prácticade ningún examen complementario2. En loscasos de enuresis no monosintomática es necesario descartar patología orgánica Actitud general ante la enuresis: (¿Cómo
como desencadenante de la enuresis, pero debo enfrentarme a un niño con enuresis y a su en la mayoría de las ocasiones lo haremos con la anamnesis y el examen físico. Losexámenes complementarios pueden limitar- Parece razonable recomendar que los estu- se a un análisis de orina (sistemático y sedi- dios diagnósticos, el tratamiento y el segui- mento, y cultivo). No son imprescindibles miento de los niños enuréticos se realice la realización de una ecografía abdominal, desde atención primaria para lo que sería ni la determinación de la densidad o de la útil su inclusión en los "Programas de Salud osmolaridad urinarias y del índice urinario del Niño" o la apertura de un protocolo calcio/creatinina en la 2ª orina de la maña- diagnóstico de enuresis en la Historia Clíni- Asociación Española de Pediatría. Prohibida la reproducción de los contenidos sin la autorización correspondiente.
Protocolos actualizados al año 2008. Consulte condiciones de uso y posibles nuevas actualizaciones en www.aeped.es/protocolos/ Diagnóstico y tratamiento de la enuresis nocturna ca de atención primaria a partir de los 5 te la noche para que orinen o el niño pon- años de edad. La derivación a un centro de ga un despertador a una determinada hora segundo nivel debe reservarse para los casos para despertar y acudir al aseo, entrena- con sospecha de patología orgánica o con miento para el control de la retención para enuresis no monosintomática e insuficiente aumentar la capacidad de la vejiga en casos respuesta al tratamiento9. seleccionados (entrenamiento de la vejiga)y restricción de líquidos. Este grupo de me- Aunque los costos sociales, emocionales y didas terapéuticas puede ser eficaz para algu- psicológicos de este trastorno para los niños nos niños con EMP11; pero se necesitan en- pueden ser grandes, no todos los pacientes sayos adicionales, en particular en con enuresis nocturna requieren tratamien- comparación con tratamientos conocidos, to. Algunos padres y pacientes pueden deci- como la desmopresina, los fármacos tricícli- dir no realizar inicialmente ningún trata- cos y las alarmas. Sin embargo, los métodos miento ante sus inconvenientes y su posible conductuales y físicos simples podrían pro- morbilidad después de que el caso sea eva- barse como tratamiento de primera línea luado y de recibir información y educación antes de considerar las alarmas o los fárma- con respecto a esta entidad en las que se ha- cos, ya que estos tratamientos alternativos yan procurado evitar preocupaciones infun- pueden ser más exigentes y quizás presenten dadas y sentimientos de culpa. Parece razo- efectos adversos12. nable, en cualquier caso, ofrecer untratamiento cuando el niño comienza a sen- Intervenciones conductuales y educativas tirse incómodo con sus síntomas lo cual es- tará relacionado con su edad y con la inten- Se incluyen aquí actuaciones como el entre- sidad del cuadro. Sin embargo, antes de los namiento para mantener la cama seca (dry bed 7 años no es previsible un porcentaje de res- training – DBT), que requiere levantar regu- puesta al tratamiento que mejore la tasa de larmente al niño varias veces durante la no- remisión espontánea de la enuresis10. Es ne- che y realizar si es preciso "entrenamiento cesario recordar que el tratamiento de la de aseo" (cambiar la cama y el pijama), o el enuresis secundaria es similar al de la enure- entrenamiento de espectro completo en el hogar sis primaria, debiendo además realizarse, si (full spectrum home training - FSHT), que re- fuera posible, alguna actuación sobre los quiere realización de "entrenamiento de factores desencadenantes, en caso de que se aseo" y "entrenamiento de retención" (re- trasar progresivamente las micciones) consobreaprendizaje (aumento de la ingesta de Opciones terapéuticas: (¿De qué tratamien-
líquidos) generalmente combinado con el tos dispongo? ¿Qué posibilidades de éxito tengo uso de alarma urinaria. Aunque estas técni- a corto y largo plazo con cada uno de ellos?) cas fueron mejores que la falta de tratamien-to cuando se utilizaron en combinación con NO FARMACOLÓGICAS: una alarma, no hubo pruebas suficientes Intervenciones conductuales y físicas simples: para apoyar su uso sin una alarma13.
Incluimos en este apartado: no castigar ni Alarmas de enuresis: reprender al niño, sistemas de recompensacomo los gráficos de estrellas para las noches La alarma consiste en un detector de hume- secas, levantar y despertar a los niños duran- dad, en contacto con el niño, y conectado a Asociación Española de Pediatría. Prohibida la reproducción de los contenidos sin la autorización correspondiente.
Protocolos actualizados al año 2008. Consulte condiciones de uso y posibles nuevas actualizaciones en www.aeped.es/protocolos/ Protocolos Diagnóstico Terapeúticos de la AEP: Nefrología Pediátrica un dispositivo que emite una fuerte señal fluencia sobre las características del sueño, y cuando es activado. Pretende despertar al con su probable efecto antidiurético. Son niño en el momento del escape para que eficaces en menos del 50% de los niños enu- vaya aprendiendo a reconocer de forma gra- réticos y la tasa de recaídas tras su retirada dual el vaciado inminente de la vejiga y se no supera a la del placebo17.
levante al baño5; pero se ha demostrado también capaz de aumentar la capacidad ve- • Dosis: 0,9 – 1,5 mg/kg/día por vía sical nocturna de los niños que la utilizan14.
Es eficaz en el 60-70% de los casos, con unatasa de recaída próxima al 50%, que puede • Posología: dosis única, 1 ó 2 horas reducirse si se indica el consumo de grandes antes de acostarse.
cantidades de líquido durante la tarde para • Duración del tratamiento: 3-6 provocar enuresis después del éxito inicial o meses. Retirada paulatina en 3 ó se acompaña de "entrenamiento de cama seca" 13. En conjunto puede decirse que lasintervenciones con alarmas son un trata- • Efectos secundarios: ansiedad, miento efectivo para la enuresis nocturna insomnio y cambios en la persona- en los niños. Las alarmas parecen ser más lidad. Su sobredosificación provo- efectivas que la desmopresina o los tricícli- ca arritmias cardiacas que pueden cos al final del tratamiento y después de su ser letales, hipotensión y convul- Otras intervenciones no farmacológicas: El tratamiento de la encopresis y/o del estre- Análogo sintético de la vasopresina sin ñimiento ha mostrado su eficacia para la co- efecto vasoconstrictor y vida media corta.
rrección de la enuresis dada la asociación Actúa reduciendo el volumen de orina du- entre estreñimiento e hiperactividad del de- rante la noche y se estima que tiene una efi- trusor. Análogamente, la ortodoncia y la ci- cacia del 40-80% en el tratamiento de la rugía correctora de la obstrucción de vías enuresis, pero con una tasa de recaídas alta5.
respiratorias altas pueden ser curativas en La desmopresina reduce rápidamente el nú- los niños enuréticos que roncan. Se ha pu- mero de noches húmedas por semana, pero blicado también en alguna ocasión que la existe alguna evidencia de que esto no se acupuntura, la hipnosis y las dietas hipoaler- sostiene después de finalizada su administra- génicas son útiles para tratar la enuresis16.
ción18. No se recomienda la interrupciónbrusca de un tratamiento con buena res- puesta a la desmopresina, aunque no existen Imipramina y otros antidepresivos tricícli- estudios de calidad que demuestren que una cos: (amitriptilina, viloxazina, nortriptilina, retirada progresiva a dosis decreciente logre clomipramina y desipramina) evitar las recaídas. Un esquema de retirada Su utilidad en el tratamiento de la enuresis estructurada (progresiva intermitente a do- parece tener relación con su actividad anti- sis completas) consigue una curación sin re- colinérgica y relajante muscular, con su in- cidiva en más de la mitad de los pacientes Asociación Española de Pediatría. Prohibida la reproducción de los contenidos sin la autorización correspondiente.
Protocolos actualizados al año 2008. Consulte condiciones de uso y posibles nuevas actualizaciones en www.aeped.es/protocolos/ Diagnóstico y tratamiento de la enuresis nocturna que habían recidivado previamente sin este • Efectos secundarios: sequedad de boca, vértigo y estreñimiento. Laacumulación residual de orina que puede provocar aumenta el riesgo • Dosis: 20-40 mg por vía intranasal de infección urinaria. Es previsi- , 200-400 mg (0,2-0,4 mgr) inge- ble que un nuevo fármaco aún no rida por vía oral y 120-240 mg autorizado en pediatría, la toltero- cuando se administra la muy re- dina, con igual eficacia, pero me- ciente presentación en liofilizado nos efectos secundarios, sustituya oral, que ha demostrado una capa- progresivamente a la oxibutini- cidad para disminuir el volumen de orina similar a la de los compri- Otras modalidades terapéuticas farmacoló- midos orales19.
• Posología: dosis única al acostarse.
Se han hecho algunos intentos terapéuticos • Duración del tratamiento: 3-6 cuya utilidad en el tratamiento de la enure- meses inicialmente.
sis está todavía por confirmar con mesterolo-na, inhibidores de las prostaglandinas, sulfato • Sin efectos secundarios graves, de anfetamina, efedrina + atropina, furosemi- salvo posibilidad de intoxicación da, atomoxetina, fenmetrazina o clorprotixina5.
hídrica si se acompaña de ingestaexcesiva de líquidos 1-2 h. antes En la Tabla III incluimos un Vademécum de tomar el fármaco OK.
con fármacos y alarmas útiles en el trata-miento de la enuresis.
Principios terapéuticos: (¿Cómo elijo el tra-
Anticolinérgico y relajante muscular. Actúa tamiento que debo utilizar en cada niño?) disminuyendo la hiperactividad del múscu-lo detrusor y aumentando la capacidad vesi- A la hora de elegir el tratamiento de la enu- cal5. La oxibutinina ha demostrado su utili- resis más apropiado para cada niño, debe dad en el tratamiento de la enuresis no tenerse en cuenta cada uno de los siguientes monosintomática y en otros cuadros de in- continencia urinaria con alteraciones uro- Adecuación entre el tratamiento y el mode- dinámicas, pero no existe evidencia clara de lo de enuresis supuesto para cada paciente: que presente beneficios sobre el placebo en Aunque para que se produzcan escapes de el conjunto de pacientes con enuresis noc- orina durante la noche siempre deben darse dos condiciones a la vez, que la vejiga urina- ria se llene hasta el límite en que debe servaciada y que la necesidad de vaciar la veji- • Dosis: 0,3-0,4 mgr/kg/dia (10-20 ga no despierte al niño, se ha propuesto un modelo de comprensión de la enuresis, que • Posología: cada 12 ó 24 horas.
puede tener utilidad para la elección de lasmedidas terapéuticas que deben ser emplea- • Duración del tratamiento: 3-6 das en cada caso, y que considera a la enure- meses inicialmente. Asociación Española de Pediatría. Prohibida la reproducción de los contenidos sin la autorización correspondiente.
Protocolos actualizados al año 2008. Consulte condiciones de uso y posibles nuevas actualizaciones en www.aeped.es/protocolos/ Protocolos Diagnóstico Terapeúticos de la AEP: Nefrología Pediátrica ten estudios suficientemente rigurosos que Tabla III. Vademecum de alarmas y fármacos
permiten afirmar si tienen o no influencia útiles en el tratamiento de la enuresis
sobre la respuesta de los niños enuréticos a SISTEMAS DE ALARMAS
los distintos tratamientos2. En cualquiercaso, sin disponer siempre de evidencia científica, se consideran predictores del éxi- to del tratamiento con desmopresina las si- – PIPI - ALARM® guientes condiciones: niños mayores, casosmenos severos, capacidad funcional vesical normal, enuresis primaria, episodios enuréticos – WET – STOP® durante las primeras 2 horas de sueño, historiafamiliar de enuresis y poliuria nocturna; mien- tras que el tratamiento con alarma será más 1.- ANTIDEPRESIVOS TRICÍCLICOS probablemente exitoso si el niño está motiva- – IMIPRAMINA: TOFRANIL® grageas do para permanecer seco, no tiene problemas de 10 y 25 mgr.
comportamiento, no presenta sintomatologíadiurna, tiende a orinarse tarde durante la no- 2.- ANTICOLINÉRGICOS che, no hay evidencia de que tenga problemas – OXIBUTININA: DITROPAN® familiares y no se ha producido fracaso previo comprimidos 5 mgr.
de un tratamiento con alarmas. Elección del paciente y de su familia: Laparticipación del niño y de sus padres en la – MINURIN® aerosol o gotas (via intranasal) : 0,1 mgr./ml.
elección del tratamiento, refuerza su con-fianza en el resultado mejorando el cumpli- – MINURIN® comprimidos 0,1 y 0,2 mgr.
miento y, por tanto, su eficacia. Dentro de – MINURIN® flas liofilizado via oral este apartado debemos incluir su coste: el 60, 120 Y 240 µg precio de una alarma equivale al de unas dossemanas de tratamiento con desmopresina yal de unos nueve meses con imipramina5.
sis nocturna como la consecuencia del pre-dominio de una o varias de las siguientes si- Riesgo de recaída tras la retirada del trata- tuaciones21: ausencia de la elevación fisiológica miento: Descrito ya más atrás.
de los niveles de hormona antidiurética durante Utilización de algún método de monitoriza- el sueño que da lugar a poliuria nocturna; inca- ción del progreso del tratamiento: Se pre- pacidad para despertar como respuesta a las sentan a continuación los distintos criterios sensaciones vesicales, y/o presencia de inestabi- de valoración de la respuesta al tratamiento.
lidad vesical durante el sueño. En la Tabla IV,se presentan las características clínicas de Respuesta al tratamiento: (¿Cómo puedo
cada uno de estos tipos de enuresis y el tra- valorar y comparar la respuesta al tratamiento tamiento recomendado en cada caso5.
en un niño?).
Conocimiento de los distintos predictores Habitualmente la intensidad de la enuresis y de éxito terapéutico: En la tabla V se pre- la respuesta al tratamiento suelen valorarse sentan los pocos factores sobre los que exis- cuantificando los episodios enuréticos en Asociación Española de Pediatría. Prohibida la reproducción de los contenidos sin la autorización correspondiente.
Protocolos actualizados al año 2008. Consulte condiciones de uso y posibles nuevas actualizaciones en www.aeped.es/protocolos/ Diagnóstico y tratamiento de la enuresis nocturna Tabla IV. Características clínicas de la enuresis y tratamiento propuesto según los
distintos modelos etiopatogénicos
TRATAMIENTO DE ELECCIÓN
Ausencia de elevación nocturna de ADH:
• La mayoría de los episodios enuréticos tienen lugar en el primer tercio de la noche • Si el niño es despertado para orinar, no moja • Las micciones nocturnas son muy abundantes • Múltiples micciones durante la noche • Despiertan después de la micción • Micciones de pequeño tamaño ENTRENAMIENTO VESICAL • Micciones frecuentes durante el día (a veces con urgencia) • Puede acompañarse de estreñimiento Incapacidad para despertar:
• Micciones durante cualquier hora del sueño • Dificultad para despertar ante estímulos externos o internos. La micción no provoca ALARMA DE ENURESIS • Tamaño de la micción dependiente de la capacidad vesical periodos de 14 noches. Teniendo eso en – Respuesta parcial: Disminución del 50% al cuenta, el Comité de "estandarización" de la 89% en el número de noches húmedas Sociedad Internacional de la Continencia – Respuesta: Disminución del 90% o mayor en Niños (ICCS) recomienda utilizar la si- en el número de noches húmedas guiente terminología cuando se quieranevaluar los distintos tratamientos de la enu- – Respuesta completa: Disminución del 100% en el número de noches húmedas omenos de una noche húmeda al mes.
Para valorar el éxito inicial: Para valorar el éxito a largo plazo: – No respuesta: Disminución del 0% al 49% en el número de noches húmedas – Recaída: Reaparición de una o más noches Asociación Española de Pediatría. Prohibida la reproducción de los contenidos sin la autorización correspondiente.
Protocolos actualizados al año 2008. Consulte condiciones de uso y posibles nuevas actualizaciones en www.aeped.es/protocolos/ Protocolos Diagnóstico Terapeúticos de la AEP: Nefrología Pediátrica Tabla V. Factores de los que existe evidencia sobre su influencia en la respuesta al tratamiento
NO INFLUYEN
Tratamientos previos realizados Nº de episodios por noche Historia familiar de enuresis Volumen miccional máximo diurno No usar Desmopresina si VMMD < 75%
No usar Desmopresina ni alarma si VMMD < 45%
Actitud del niño y la familia Desmopresina si baja motivación
Desmopresina de elección
Nº de noches con escapes Alarma: Frecuencia alta de noches mojadas
Desmopresina: Frecuencia baja de noches mojadas
– Éxito mantenido: Ausencia de recaída en 3. Úbeda MI, Martínez R, Díez J. Guía de prácti- los 6 meses siguientes a la interrupción ca clínica: enuresis nocturna primaria mono- sintomática en atención primaria. Rev PediatrAten Primaria. 2005; 7 Supl 3: 7-151.
– Éxito completo: Ausencia de recaída en los 2 años siguientes a la interrupción del tra- 4. Marugán JM, Lapeña S, Rodríguez LM, Palau MT, Torres MC, Menau G, Gutiérrez M, Álva-ro E. Análisis epidemiológico de la secuenciade control vesical y prevalencia de enuresisnocturna en niños de la provincia de León. AnEsp Pediatr 1996; 44:561-567.
5. Hjälmås K, Arnold T, Coger W, Caione P, Chiozza ML, von Gontard A, et al. Nocturnal 1. Atiyeh BA, Dabbagh SS, Gruskin AB. "Eva- enuresis: an international evidence based ma- luation of renal function during childho- nagement strategy. J Urol. 2004; 171: 2545- od".Pediatr Rev. 1996 May; 17(5):175-80.
2. Nevéus T, von Gontard A, Hoebeke P, Hjäl- 6. Rodríguez LM, Lapeña S. Enuresis nocturna.
mås K, Bauer S, Coger W, Jorgensen TM, Rit- En: Nefrología Pediátrica. Eds: García Nieto V, tig S, Vande Walle J, Yeung CK, Djurhuus JC.
Santos F y Rodríguez Iturbe B. Editorial Aula The Standardization of Terminology of Lower Médica Ediciones. Madrid, 2ª Edición, 2006.
Urinary Tract Function in Children and Ado- pags.: 619-629.
lescents: Report from the StandardisationCommittee of the International Children's 7. Lapeña S, Rodríguez LM, Marugán JM, Palau Continence Society. J Urol 2006; 176, 314- MT, Reguero S, Gutiérrez M, Torres MC, San Martín JL. Enuresis nocturna primaria y secun- Asociación Española de Pediatría. Prohibida la reproducción de los contenidos sin la autorización correspondiente.
Protocolos actualizados al año 2008. Consulte condiciones de uso y posibles nuevas actualizaciones en www.aeped.es/protocolos/ Diagnóstico y tratamiento de la enuresis nocturna daria. ¿Son entidades diferentes?. An Esp Pe- 16. Glazener CMA, Evans JHC, Peto RE. Inter- diatr 1996; 44:345-350.
venciones con alarmas para la enuresis noc-turna en niños (Revisión Cochrane traduci- 8. Rodríguez LM, Marugán JM, Lapeña S, Palau da). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2007 MT, Álvaro E, Naveira C, de la Fuente LF, Me- Número 3. Oxford: Update Software Ltd.
nau G. Estudio epidemiológico sobre enuresis Disponible en: http://www.update-softwa- nocturna en escolares: Análisis de factores aso- ciados. An Esp Pediatr 1997; 46:252-258.
17. Glazener CMA, Evans JHC, Cheuk DKL. In- 9. Rodríguez LM, Marugán JM, San Martín JL.
tervenciones complementarias y misceláneas Protocolo diagnóstico-terapéutico de la enure- para la enuresis nocturna en los niños (Revi- sis. Bol Pediatr, Suplemento 1990: 134-139.
sión Cochrane traducida). En: La Biblioteca 10. Gabinete de Estudios Sociológicos Bernard Cochrane Plus, 2007 Número 3. Oxford: Up- Krief. Libro blanco: La enuresis monosinto- date Software Ltd. Disponible en: mática primaria en España. Ed: Línea de Co- municación. Madrid, 2007.
18. Glazener CMA, Evans JHC, Peto RE. Fárma- 11. Butler RJ, Holding J, Northstone K and The cos tricíclicos y fármacos relacionados para la ALSPAC study team. Nocturnal enuresis at enuresis nocturna en niños (Revisión Coch- 7.5 years old: prevalence and analysis of clini- rane traducida). En: La Biblioteca Cochrane cal signs. BJU Int 2005; 96: 404-410.
Plus, 2007 Número 3. Oxford: Update Soft-ware Ltd. Disponible en: http://www.update- 12. Monge M, Méndez M, García Nieto V. Efica- cia del tratamiento conductual en la enuresisnocturna. An Pediatr 2005; 63: 444-447 19. Glazener CMA, Evans JHC. Desmopresina para la enuresis nocturna en niños (Revisión 13. Glazener CMA, Evans JHC. Intervenciones Cochrane traducida). En: La Biblioteca conductuales y físicas simples para la enuresis Cochrane Plus, 2007 Número 3. Oxford: Up- nocturna en niños (Revisión Cochrane tra- date Software Ltd. Disponible en: ducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2007 Número 3. Oxford: Update SoftwareLtd. Disponible en: http://www.update-soft- 20. Vande Walle JG, Bogaert GA, Mattsson S, Schurmans T, Hoebeke P, Deboe V, NorgaardJP, Desmopressin Oral Lyophilisate PD/PK 14. Glazener CMA, Evans JHC, Peto RE. Inter- Study Group. A new fast-melting oral formu- venciones conductuales y educativas comple- lation of desmopressin: a pharmacodynamic jas para la enuresis nocturna en niños (Revi- study in children with primary nocturnal sión Cochrane traducida). En: La Biblioteca enuresis. BJU Int 2006; 97: 603-609.
Cochrane Plus, 2007 Número 3. Oxford: Up-date Software Ltd. Disponible en: 21. Evans JHC. Evidence based management of nocturnal enuresis. BMJ 2001, 323: 1167-1169.
15. Taneli C, Ertan P, Taneli F, Genç A, Günsar C, Sencan A, Mir E, Onag A. Effect of alarm 22. Butler RJ, Holland P. The three systems: a treatment on bladder storage capacities in conceptual way of understanding nocturnal monosymptomatic nocturnal enuresis. Scand enuresis. Scand J Urol Nephrol 2000, 34: J Urol Nephrol 2004; 38: 207-210.
Asociación Española de Pediatría. Prohibida la reproducción de los contenidos sin la autorización correspondiente.
Protocolos actualizados al año 2008. Consulte condiciones de uso y posibles nuevas actualizaciones en www.aeped.es/protocolos/

Source: http://saludyvigor.cl/resources/uploads/productos/documentos/18070455aeda0eeec750f5356e8e2961.pdf

labguemes.com.ar

Drogas de abuso en el ámbito laboral y su monitoreo Aspectos Psiconeuroinmunoendocrinológicos del síndrome de fatiga crónica, fibromialgia y patologías asociadas SIL, sistemas de información de laboratorios, una necesidad 2 Drogas de abuso en el ámbito laboral y su monitoreo 6 SIL, sistemas de información

Winter_08 english readers spreads

New Reasons to SYSCO Produce. Providing Quality Brands You Can Count On As the leading supplier of fresh produce This team is dedicated to one mission: • Verification of product integrity and in North America, SYSCO takes food delivering SYSCO brand products that supplier compliance via routine quality, safety and security very seriously. meet the highest standards in terms of